La DGT ha comunicado en una nota de prensa que a partir de ayer, todos los conductores que conduzcan fumando pueden ser sancionados con una cuantiosa multa y la retirada instantánea de 4 puntos.

Según el texto, esta acción vulnera los artículos 17 y 18 del Reglamento General de Circulación (RGC). 

El artículo 17.1 dice que “los conductores deberán estar en todo momento en condiciones de controlar sus vehículos” y el 18.1, que “el conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos”. Según explica la DGT, aunque "fumar conduciendo" no esté tipificado, esta acción podría impedir la libertad de movimientos del conductor y este podría no estar en condiciones de controlar su vehículo, ya sea por un golpe de tos, el cual interrumpa prestar la atención necesaria para la conducción, o por otro tipo de movimientos necesarios en la acción de fumar, como puede ser sacudir la ceniza en su lugar designado. La DGT considera que estas acciones pueden restar atención a la conducción con el consiguiente peligro. 

El movimiento cannábico de calidad en general y la FAC en particular ha demostrado siempre su interés por colaborar de forma estrecha con los medios de comunicación, ya  sea aportando nuestra visión de la realidad; explicando los protocolos internos por los que se rigen nuestros colectivos; abriendo nuestros locales sociales o mostrando nuestros cultivos, en definitiva, mediante el ejercicio de la transparencia (pagada con altísimos costes) ayudar a mejorar la imagen que en la sociedad se percibe del cannabis, para acabar así con la estigmatización que padecemos tanto planta como usuarios.  

La práctica totalidad de asociaciones que, aun siguiendo prácticas honestas, sufren la persecución de las fuerzas de seguridad del Estado y se ven inmersas en costosos procesos judiciales, a pesar del vapuleo mediático y la pena de banquillo,  suelen terminar con causas archivadas o sentencias absolutorias.

La Ertzaintza encontró 14 plantas en su caserío de San Sebastián por el fuerte olor que desprendía el cultivo. La Fiscalía pedía un año y diez meses de cárcel. El juez no ve indicios de que la mujer estuviera traficando.

 

Una anciana de 75 años para la que la Fiscalía solicitaba un año y diez meses de cárcel por traficar con droga ─tras descubrir 14 plantas de marihuana en su caserío de San Sebastián─ ha sido absuelta porque las usaba para dar "friegas", aparte de a ella misma, a su marido, aquejado de fuertes dolores.

La sentencia del caso otorga credibilidad a la versión que ofreció la mujer en el juicio, donde explicó que decidió plantar marihuana tras ver en un programa de televisión que estas plantas "aliviaban" el dolor y porque pensaba que "para uso propio se podían tener".

De esta manera, compró unas semillas en una tienda de la capital guipuzcoana, plantó la marihuana y después la "maceró" en alcohol con la misma técnica que emplea con el romero, sin pensar que estaba haciendo "nada malo", con la intención de "frotarse" con este producto tanto ella como su marido. Afirmó que tenía "botes" con el preparado "para todo el año", ya que su doctora, con la que habló para "informarse", le había dicho que "no era malo usar dichos ungüentos".

"Ya solo ir allí es un regalo, un paso muy grande. Vamos a ser muchos los beneficiados". A Mercedes de la Mata se le quiebra un poco la voz pensando en el lunes. Esta mujer, con un 71% de discapacidad permanente a los 46 años, acudirá este 20 de febrero al Congreso de los Diputados a un acto que miles de personas llevan años esperando: el primer paso hacia la legalización del cannabis con fines medicinales. 

Este lunes Ciudadanos tiene previsto registrar en el Congreso una proposición no de ley para regularizar el uso de los derivados del cannabis con fines terapéuticos. Es solo un primer paso, ni siquiera está claro que vaya a tener recorrido y aún en el caso de que lo tenga el camino por delante es largo. Pero para los, según se calcula, miles de pacientes que recurren a esta planta como casi la única solución para aliviar sus síntomas y dolores, la jornada es "histórica". Hace unos días, un diputado cántabro del PP enfermo de cáncer apoyó la causa e hizo pública su condición de consumidor terapéutico

Los clubs cannábicos vuelven a la inestabilidad legal. El Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC) ha anulado la resolución del Departament de Salut de enero de 2015 en la que se aprobó criterios en materia de Salud Pública para orientar a las asociaciones cannábicas y a los ayuntamientos para autorizar esta actividad. En concreto, la resolución establecía 17 medidas orientativas que debían cumplir los clubs, como la edad mínima para acceder con 18 años, ser consumidor habitual de cannabis, no ser socio de otra entidad similar o prohibición de otras drogas o bebidas alcohólicas dentro del local. Además, establecían que otro socio debía avalar, limitaciones para abrir sólo ocho horas al día o no ubicarlos cerca de colegios, centro sanitarios o de otros clubs cannábicos. Los establecimientos tampoco podían publicitarse, debían respetar el descanso de los vecinos y se las instaba a a apuntarse al Registro de Asociaciones de la Generalitat así como a sus socios en registros municipales de consumidores, entre otras medidas.

El PP interrogará a Armengol por la huelga de los trabajadores del servicio de trenes de Mallorca

La creación de una ponencia para la regulación de los clubes sociales de cannabis y el uso terapéutico de esta sustancia en Balears, así como la situación de los policías locales interinos, serán los temas que protagonizarán el próximo pleno del Parlament, que tendrá lugar mañana a las 10.00 horas.

Página 3 de 3

No permitido el acceso a menores de edad.

No permitido el acceso a menores de edad.

Cannamex - Movimiento Cannábico Extremeño.